Pago seguro
Pago seguro Para tu seguridad y protección
Atención al cliente
Atención al cliente Excelente servicio personalizado
Entrega rápida
Entrega rápida En 2-3 días hábiles
Devolución gratuita
Devolución gratuita En 2-3 días hábiles
background_robert_parker
Pa 91

Veuve Cliquot

Veuve clicquot la grande dame brut estuche 2008

Francia · ChampagneChampagne

Envío gratis en península a partir de 150€

Compra ahora y recíbelo en un plazo máximo de 48/72 horas

Veuve Clicquot la Grande Dame Brut Estuche 2008 es un mezcla de 69 % Pinot Noir y 31 % Chardonnay de ocho grands crus: Ay, Bouzy, Ambonnay, Verzy, Verzenay, Avize, Oger y Le Mesnil -sur- Oger.

Nota de cata de Veuve Clicquot la Grande Dame Brut Estuche

Veuve Clicquot la Grande Dame Brut Estuche 2008 es de color luminoso, con un resplandeciente dorado de reflejos amabarados. Efervescencia abundante. De burbujas finas y ligeras. La primera nariz desvela una trama mineral afirmada, una fragancia afrutada muy distinguida y noble y una intensidad destacable.

Al agitarlo, el buqué se hace apetitoso y voluptuoso, con notas de bollería, turrón, albaricoque, vainilla, crema de almendras y jazmín.

En boca, tiene mucho cuerpo y materia. Textura crujiente y seoda. Final fresco y generoso que deja entrever una proporción discreta que no altera el equilibrio natural del vino.

La Bodega

Veuve Cliquot

D.O

Champagne

País

Francia

Añada

2008

Grado

12.5% vol

Parker

91

Volumen

75.00 cl.

Uva

chardonnay, pinot noir.

Veuve Clicquot la Grande Dame Brut Estuche 2008 es un mezcla de 69 % Pinot Noir y 31 % Chardonnay de ocho grands crus: Ay, Bouzy, Ambonnay, Verzy, Verzenay, Avize, Oger y Le Mesnil -sur- Oger.

Nota de cata de Veuve Clicquot la Grande Dame Brut Estuche

Veuve Clicquot la Grande Dame Brut Estuche 2008 es de color luminoso, con un resplandeciente dorado de reflejos amabarados. Efervescencia abundante. De burbujas finas y ligeras. La primera nariz desvela una trama mineral afirmada, una fragancia afrutada muy distinguida y noble y una intensidad destacable.

Al agitarlo, el buqué se hace apetitoso y voluptuoso, con notas de bollería, turrón, albaricoque, vainilla, crema de almendras y jazmín.

En boca, tiene mucho cuerpo y materia. Textura crujiente y seoda. Final fresco y generoso que deja entrever una proporción discreta que no altera el equilibrio natural del vino.