Pago seguro
Pago seguro Para tu seguridad y protección
Atención al cliente
Atención al cliente Excelente servicio personalizado
Entrega rápida
Entrega rápida En 2-3 días hábiles
Devolución gratuita
Devolución gratuita En 2-3 días hábiles

Spaten-Franziskaner

Franziskaner weissbier natur 50cl caja 20 uds

Alemania · Cerveza

Compra ahora y recíbelo en un plazo máximo de 48/72 horas

Franziskaner Weissbier Natur es una cerveza blanca de trigo elaborada en Múnich, Alemania.

La cerveza Franziskaner se sirve en el tradicional vaso alto, con la base más estrecha que el cuello, diseñado para potenciar una de las características más importantes de este tipo de cervezas: el aroma.

Nota de cata de Franziskaner Weissbier Natur 50cl Caja 20 Uds

Franziskaner Weissbier Natur es ambarina turbia, más blanquecina en la base que en la parte superior. La espuma es abundante, espesa y duradera, de un blanco roto.

La nariz notamos notas de fruta madura --melocotón, quizá--, así como un marcado carácter floral y cereal, que hace que nos recuerde como a pan o bollería. Es una cerveza muy aromática, así que no debemos dejar de disfrutar de su olor.

El primer trago de cerveza nos desvela una entrada intensa que comienza con el cereal para luego dejar paso a un toque amargo marcado y prolongado, pero muy bien integrado, por lo que no se acusa. Es una cerveza muy cremosa, con muy buen cuerpo, que se disfruta bien sola o acompañada de algún aperitivo como los brezels.

País

Alemania

Grado

5.0% vol

Volumen

50.00 cl.

Franziskaner Weissbier Natur es una cerveza blanca de trigo elaborada en Múnich, Alemania.

La cerveza Franziskaner se sirve en el tradicional vaso alto, con la base más estrecha que el cuello, diseñado para potenciar una de las características más importantes de este tipo de cervezas: el aroma.

Nota de cata de Franziskaner Weissbier Natur 50cl Caja 20 Uds

Franziskaner Weissbier Natur es ambarina turbia, más blanquecina en la base que en la parte superior. La espuma es abundante, espesa y duradera, de un blanco roto.

La nariz notamos notas de fruta madura --melocotón, quizá--, así como un marcado carácter floral y cereal, que hace que nos recuerde como a pan o bollería. Es una cerveza muy aromática, así que no debemos dejar de disfrutar de su olor.

El primer trago de cerveza nos desvela una entrada intensa que comienza con el cereal para luego dejar paso a un toque amargo marcado y prolongado, pero muy bien integrado, por lo que no se acusa. Es una cerveza muy cremosa, con muy buen cuerpo, que se disfruta bien sola o acompañada de algún aperitivo como los brezels.